Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Alicante

La asistencia sanitaria gracias al seguro médico

A menudo confiamos en el que la sanidad pública pueda cubrir en cualquier ocasión las necesidades de asistencia sanitaria que podamos tener, pero… ¿realmente nos es suficiente? ¿hay alguna manera para estar mejor atendido? Y si la hay, ¿qué nos supone? ¿vale la pena?

Dado el carácter universal de la asistencia sanitaria, muchas personas no valoran adecuadamente las ventajas que ofrece un seguro médico. ¿Por qué pagar por unos servicios a los que ya se tiene derecho por la sanidad pública?

Un seguro médico facilita el acceso a la sanidad privada, con todo lo que ello conlleva:

  • Rapidez de atención
  • Calidad asistencial
  • Libertad de elección de médicos especialistas y centros sanitarios
  • Coste reducido
  • Etc.

El coste del seguro médico privado supone una ventaja respecto al precio de los servicios médicos cuando no disponemos de seguro. Lo comprenderemos mejor si analizamos el coste anual del seguro para una familia de cuatro miembros que decida acudir a la medicina privada y comparamos estos datos con las tarifas de algunos de los tratamientos más habituales como pueden ser:

  • Realización de pruebas médicas
  • Realización de una intervención quirúrgica
  • Hospitalización
  • Rehabilitación
  • Etc.

Veamos un ejemplo comparativo con referencias orientativas:

Este ahorro será inferior si efectivamente se precisa un menor número de servicios médicos, pero puede llegar a ser muy superior si por la alteración de la salud que se produzca se requiere una mayor atención médica y sanitaria. Sin seguro, en muchos casos, sería inasumible el acudir a la atención privada.

Si suscribimos un seguro, sabremos exactamente el importe al que haremos frente, con independencia de las circunstancias que concurran en una o varias alteraciones de la salud.

 

Es importante contratar el seguro cuando se goza de buena salud. Si se espera a contratarlo cuando exista una alteración de la salud, salvo que sea de poca importancia, la aseguradora podría rechazar la contratación, excluir aquellas dolencias con las que accedemos al seguro o aplicar una sobreprima para compensar el riesgo añadido que asumirá.

¿Hay más ventajas en el seguro de Asistencia Sanitaria privada?

Vamos a agrupar las ventajas en tres categorías: genéricas de cualquier persona, específicas de los trabajadores por cuenta ajena y específicas de aquellos que trabajan por cuenta propia.

Ventajas de carácter general

  • Calidad Asistencial.
  • Libre elección de médicos y centros sanitarios. En los seguros genéricos dentro del cuadro concertado y en los seguros de gama alta (de reembolso) con libre elección incluso fuera del cuadro.
  • Pruebas médicas de diagnóstico con mayor rapidez de realización.
  • Régimen hospitalario de mayor confortabilidad y con posibilidad de acompañante en habitación individual.
  • Descuentos en servicios y tratamientos dentales.
  • Descuentos en servicios y tratamientos de oftalmología

 

 

Ventajas específicas de los trabajadores por cuenta propia

  • Rapidez en la asistencia. (Más fácil acceso a médicos especialistas, realización de pruebas, evitar listas de espera en intervenciones…)
  • Reducir tiempos de baja laboral y minimizar sus efectos. En gran parte de las bajas laborales de un autónomo, el tiempo de permanencia en esta situación supone una merma de ingresos o un incremento de los gastos, sobre todo si tiene que contratar a alguien para que le supla en su actividad, por lo que conseguir reducir el período de baja es vital para el trabajador cuenta propia.
  • Ahorro fiscal. Si se tributa por estimación directa, se puede reducir de los ingresos hasta 500 € al año por cada miembro de la unidad familiar incluido en el seguro, lo que permite reducir el precio real del seguro.

El ahorro fiscal que podemos tener con la contratación de un seguro de salud es poco conocido, pero es una ocasión magnífica para optimizar nuestra inversión.

Ventajas específicas de los trabajadores por cuenta ajena

  • Reducir períodos de baja y minimizar sus efectos. Los trabajadores por cuenta ajena del ámbito de empresas privadas o de la Administración Pública y funcionarios pueden percibir una parte de sus ingresos como retribución variable. Esta porción se dejará de percibir en caso de estar de baja laboral, por ello disponer de un seguro médico puede facilitar el hecho de aminorar el tiempo de recuperación y así evitar que se resienta la economía familiar. Además, por supuesto, de poder recuperar antes el buen estado de salud.
  • Ahorro fiscal. Este punto es menos conocido y utilizado y por tanto se pierde una ocasión magnifica de ahorrar un dinero importante a través de los impuestos con el seguro médico. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo: el trabajador por cuenta ajena reduce sus ingresos en la misma cuantía que le cueste el seguro médico y negocia que se lo pague la empresa. A efectos prácticos ingresa lo mismo, solo que él deja de pagar el seguro médico que se lo paga la empresa. Con este hecho solo tributa por los ingresos del trabajo, pero no por lo que corresponde al seguro médico que no supone un ingreso, ni siquiera en especie. De no hacer esto sería un ingreso más y pagaría el 35, 37, 42 % o incluso más. De esta manera el ahorro según los ingresos del trabajador puede llegar a ser muy alto; casi la mitad del coste del seguro médico.

Como hemos visto, el seguro médico ofrece unas coberturas fundamentales para nuestra asistencia sanitaria. Aporta soluciones prácticas según las circunstancias de cada persona y, si lo enfocamos adecuadamente, puede convertirse en un complemento eficaz de nuestra previsión social.

 

¿Quieres más información? Contacta conmigo si deseas que estudie tu caso particular:

<< Contactar con Mavi >>

Mavi Araujo Montahud

 

 

 

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter

© CDL Alicante. Poítica de privacidad.

Esta web utiliza cookies…+info